Cuantos deportistas llegan a ser profesionales

Cuando somos niños, todos soñamos con ser un fuera de serie en alguna profesión u oficio deslumbrante. Generalmente ese sueño va ligado a la industria del cine, de la moda, de la música o del deporte.

A continuación, me voy a centrar en hablar de la industria del deporte, que es la que conozco mejor.

El amor por el deporte suele empezar en el entorno familiar, nuestros padres, hermanos o tíos son los primeros que nos tramiten esa pasión. El fútbol suele ser el deporte más fácil para aficionarte, por diversos motivos:

  1. La gran cantidad de partidos que hay, son prácticamente a diario
  2. Los medios de comunicación tanto digitales, prensa escrita o TV, es lo que más fomentan.
  3. Es un deporte de masas, seguido por millones de personas
  4. Las instalaciones que hay en los colegios y polideportivos suelen ser en su mayor medida campos de fútbol, con lo cual es más fácil practicarlo.

Obviamente uno también se puede iniciar en más deportes, pero tiene que moverse más en general para poderlo practicar.

Quien llega a ser profesional del deporte?

Recuerdo cuando me fui a Barcelona a la escuela top Team de Sergi Bruguera. En ese momento aprendí lo que era la preparación y le sacrificio que había que hacer para conseguir una meta tan complicada. A día de hoy, me sorprende la cantidad de gente que entrenábamos y ninguno lo conseguimos.

El concepto de ser profesional del deporte, cuando no se tiene cultura deportiva, es muy difícil de entender, sobretodo para los padres. Muchas veces los padres quieren que sus hijos sean profesionales del deporte, para que realicen el sueño que ellos no consiguieron realizar. Cuando se da esa situación, los niños suelen presionarse mucho, llegando a un estado de estrés muy negativo para el hijo.

Las personas que tienen cierta cultura deportiva, suelen tener más noción de lo que se necesita para ser profesional del deporte y de la dificultad que ello conlleva.

El primer paso que se intenta seguir es aficionar de verdad al niño, sobrino etc,  lo más pronto posible al deporte. Sobre esto existen muchas teorías. Hay personas que opinan que desde que nacen hay que ponerles una pelota de tenis, o de fútbol( según el deporte) en la cuna para que el niño la vea todos los días, e inconscientemente se vaya aficionando a ese deporte, para más adelante empezar a practicarlo lo antes posible.

Otras personas optan porque practiquen los máximos deportes y a partir de ahí ver cual se adapta mejor a sus aptitudes y actitudes.

Realmente no existe una ciencia exacta sobre cuál es el método más correcto, pero en lo que coincide todo el mundo, es que el niño es el que te tiene que pedir practicarlo y perseguirte hasta que consiga ese fin.

Ese paso, es fundamental para empezar a desarrollar un deporte y empezar poco a poco a entrenar más, para posteriormente iniciarse en la competición.

La fecha en que puede pasar esto, no es exacta y depende de cada uno. Generalmente los deportistas que llegan a ser profesionales, han empezado a competir entre los 5 y 10 años en un deporte,( bien sea al que se han dedicado o a otro deporte). Tomaremos como ejemplo al tenista Roberto Bautista Agut. Roberto estuvo simultaneando la práctica del tenis con el fútbol. A los 12 años decidió dejar el equipo infantil del Villarreal para dedicarse solo a competir en el tenis. Hoy en dái es el número 14 del mundo en el ranking ATP.

Conflicto padre e hijo, un escollo importante

Como he comentado antes, muchos padres o familiares, quieren que sus hijos sean Cristiano Ronaldo, Nadal, Pau Gasol etc. Esa situación conlleva a que al padre se le haga el signo del dólar en los ojos y no vea más allá.

Como se suele decir, visualiza el éxito sin saber si a su hijo le gusta ese deporte en concreto. Si aplicamos la teoría del  80/20 que viene a decir que el 20% suele ser el que empieza a ganar algo siendo profesional, nos damos cuenta que para ser el número uno tienes una probabilidad del 0,001% de ser Cristiano Ronaldo.

Esto varía según los deportes, pero si uno piensa en los millones de personas que intentan dedicarse al deporte en cualquiera de sus vertientes, te das cuenta de lo difícil que es.

Viendo este razonamiento, te das cuenta de la frustración que tienen los padres que desconocen la cultura deportiva, porque su hijo no ha llegado a ese objetivo.

Como evitar ese error

A un niño, hay que enseñarle ese deporte, sin pensar más allá de ese momento. El niño tiene que sentir atracción por la práctica de ese deporte y estimulación por competir. A partir de ahí poco a poco se abrirán o se cerrarán las puertas como todas las situaciones de la vida.

En un deporte individual es más fácil ver la valía del niño ya que depende únicamente de sí mismo. Es decir,  estás tú solo contra los demás y no puedes pedir el cambio para que alguien juegue por ti.

En un deporte de equipo, dependes de un entrenador, de tus compañeros etc. Es más fácil esconderte y es más difícil ver el potencial. También influye los famosos enchufes, agentes, compromisos preestablecidos, que muchas veces es un obstaculo insalvable, sobretodo para los padres que no conocen el mundo del deporte.

A partir de los 16 años, es cuando se empieza a ver si el adolescente puede realmente ser profesional del deporte. Se empieza a valorar la técnica, el físico, currículum deportivo y es cuando las agencias deportivas, marcas de ropa etc,  empiezan a apostar en serio por los deportistas.

Ese momento es muy importante y el entorno cobra un papel fundamental. La presión se empieza a notar en serio y es cuando por primera vez se puede empezar a vislumbrar el objetivo de ser profesional.

El entorno tiene que ser estricto y sobretodo hacerle ver al adolescente, que el objetivo aún no está conseguido y que ante todo mantenga los pies en el suelo.

Los entornos desestructurados pueden hacer mucho daño al adolescente y privarle de este sueño. Esta etapa es muy necesaria estabilizarla cuanto antes ya que puede tirar al traste todo el trabajo realizado.

Que pasa si no se consigue el objetivo

Hay muchos padres que si no eres Nadal o Cristiano Ronaldo, piensan que  no vale la pena seguir en el deporte.

Eso demuestra un gran desconocimiento ya que el deporte a día de hoy abre muchas puertas para conseguir becas universitarias en USA por ejemplo. Gracias a ese tipo de becas los adolescentes pueden estudiar una carrera, aprender un idioma. Me sorprende, que con el alto nivel que hay en España en fútbol, muchos chavales no hayan explotado esta vía.

Con esto quiero decir, que se puede ser muy bueno jugando a un deporte, sin llegar a ser profesional. El deporte aparte de ser muy bueno para la salud, puede abrir muchas puertas a nivel empresarial.

No es casualidad, que cada vez más empresas contraten a gente vinculada al deporte para impartir charlas sobre gestión de equipos etc.

Tampoco hay que olvidar que la mayoría de entrenadores deportivos no han sido grandes jugadores profesionales. Tony Nadal y Jose Mourinho son un gran ejemplo.

La veintena

Si hay una etapa bonita es la veintena. Si eres de los poquitos afortunados que has llegado a ser profesional, con tus contratos deportivos, estas de enhorabuena. Has cumplido el objetivo.

Y ahora que.

Esta es la pregunta que se hacen los que lo han conseguido. Qué grado de profesionalidad quiero tener? Me conformo solo con esto?

Ahora quiero ser el número uno, o perderme con la fama que he empezado a adquirir? No hay que olvidar, que no hace falta ser el número uno para ser famoso.

Para mí esta es realmente la etapa más dura de un profesional del deporte. La consagración y el mantenimiento.

Ahora cuando pierdas la gente te va a decir que eres muy malo, que no te cuidas nada, eres un borracho etc.

Las estadísticas dicen, que el no saber mantenerte suele hacer mucho más daño que no conseguir ser profesional.

Es el momento de volver a hacer otro planteamiento con tu entorno….  para seguir con esa aventura profesional…   esto no ha hecho más que empezar.

Anuncios

En primavera la sangre altera: deportivamente hablando

Imagen en mensaje

Mayo, es el mes por excelencia de la primavera, es cuando se empieza a vislumbrar los 25 grados, las chaquetas comienzan a desaparecer y las terracitas comienzan a emerger.

Para mi mayo es el mejor mes, deportivamente hablando, se decide quien pasa a la final de la Champions League, es el Mutua Madrid Open de tenis, el Gran premio de Jerez de MotoGP (capital del motociclismo), y el gran premio de F1 de Montmeló. Resumiendo, el deporte premium más importante se concentra en España en este mes, y para todo buen aficionado al deporte, es un lujazo poderlo disfrutar, ya sea como gestor deportivo o como aficionado.

En Madrid, ciudad en la que resido y en la que he nacido, hemos tenido la suerte, por segundo año consecutivo, que una semifinal de Champions League  coincida con el Mutua Madrid Open de tenis, y de esta manera, poder vivir en directo los dos eventos. La sensación de poder disfrutar de ver en directo a tantas estrellas deportivas juntas, es un lujo que muchos países no pueden permitirse, ya sea por falta de deportistas o por falta de eventos.

Sin ir más lejos ayer miércoles, se pudo disfrutar, en una franja horaria desde las tres de la tarde hasta las nueve de la noche de Novak Djokovic, Rafa Nadal, y posteriormente del Atlético de Madrid- Real Madrid. Hay que recordad que los dos recintos están separados por aproximadamente siete kilómetros únicamente, con lo cual hacer el doblete en directo era relativamente fácil, siempre y cuando hubieras conseguido entrada en ambos eventos.

Otro aspecto que no podemos olvidar, es la gran afluencia de gente venida de otros países para ver estos acontecimientos deportivos. Esto significa una gran cantidad de ingreso económico para la ciudad de Madrid, es decir, reserva de hoteles, restaurantes etc, y también para la hacienda pública(hay que recordar que todo lo que generan el reparto de premios, es decir los 6 millones de euros que se reparten a los jugadores, que juegan el torneo de tenis, tienen retención por parte de hacienda). Otra cosa que no podemos olvidar es la generación de muchos puestos de trabajo que conllevan la organización de estos eventos. Es cierto que son trabajos de duración determinada, pero en muchos casos son sueldos bastante buenos y que ayudan a mucha gente joven a costearse sus estudios.

Otra cosa importante es la gran exposición internacional de Madrid y de España. No hay que olvidar que nuestro país lo conoce mucha gente gracias al deporte y gracias al foco de estos dos acontecimientos se ha podido tener una audiencia potencial de cuatrocientos millones de personas en el mundo.

Por todo lo mencionado anteriormente, ojalá podamos seguir disfrutando de estos eventos deportivos en España durante mucho tiempo, y sobretodo que sigan contribuyendo a una riqueza económica e institucional para Madrid y para España.

EL VAR SI O EL VAR NO

Hola a todos nuevamente, después de una Semana Santa tranquila,disfrutando de la playa, buena comida, las procesiones…  y como no, de los eventos deportivos que ha habido: carrera de MotoGP en Argentina, Formula 1 en Barhreim y por supuesto, de los partidos de ida de las eliminatorias de Champions League de fútbol.

Es muy curioso, que el post que pensaba realizar en un principio, trataba sobre ver los eventos deportivos en un bar o si era mejor verlos en casa. De hecho, el título original de este post iba a ser Bar si o Bar no. Pero después del partido de vuelta que presencié en el Bernabéu (gran eliminatoria digna de unos cuartos de final de Champions entre el Real Madrid y el Bayern Munich), debido al revuelo que se formó por el arbitraje que perjudicó a los dos equipos (no solo a uno como quieren vender algunos medios), he decidido cambiar la V por la B.

Que es el VAR?

El VAR ( Video Asistant Referee) es lo que significa en Ingles, en español significa Experimentos con asistentes de Video, intenta evitar que las decisiones arbitrales influyan lo menos posible en el resultado  del partido.

A continuación os explico en el siguiente documento oficial de la FIFA como es su funcionamiento y las acciones en las que se va a aplicar:

infografik-experiment1-996px-es

A priori, como se puede comprobar, el sistema es sencillo y pienso que no ralentizaría mucho el tiempo de juego. Al igual que en el tenis se implementó hace varios años el ojo de halcón, con magníficos resultados, por cierto, en el baloncesto existe el Instant Replay para los tiros fuera de tiempo y en la NFL también se aplica un sistema similar al VAR adaptado obviamente a las reglas del futbol americano.

Pienso que el futbol, debido a su importancia como industria, la cantidad de dinero que se maneja y sobre todo por la presión que tienen los árbitros, es hora que la FIFA y demás federaciones implanten de una vez este sistema para evitar situaciones como la de ayer en el Bernabéu o la que sucedió en el partido entre el FC Barcelona y el PSG.

De esta manera hablaríamos únicamente del partido de futbol y el cuarteto arbitral podría realizar mucho mejor su trabajo.

Los más románticos dirán que la moviola es parte del futbol y que le quitaría esencia. Y otros, entre los que me encuentro yo por ejemplo, pensamos que al igual que en otros deportes, se aplica la tecnología con resultados excelentes como he mencionado antes, en el futbol es hora de actualizarse en este sentido y dar un paso adelante.

 

 

 

No le llamen Rafa: Llámenle Don Rafael I de España

Image result for rafa Nadal fotos roland garros

Recuerdo la primera vez que vi a Rafa Nadal, fue en el Torneo Satélite de Mallorca, que se disputaba en Cala Ratjada un 3 de enero de 2001. Ese año fue mi última temporada que entrené en Barcelona, buscando ser algo que se acercara a ser jugador profesional de tenis. Rafa tenía por aquel entonces 15 años, y ya prometía muchísimo, creo que junto a Carlos Cuadrado y al hijo de Carles Rexach (el que fuera segundo entrenador del Barça en la era de Johan Cruyff) eran los que más prometían en aquel momento.  Recuerdo verle entrenar con una intensidad increíble y me llamó la atención su acento mallorquín tan cerrado que tenía por aquel entonces.

Quien me iba a decir a mí, a España y al mundo, que este jugador iba a convertirse en una leyenda del deporte, no solo en España, sino a nivel mundial. Lo mejor de Rafa, no es solo lo que hace en la pista, que es sobrehumano, sino lo que representa en todos los sentidos fuera de ella. En esta época en la que cualquier persona que obtiene cierta fama y gana algo de dinero, sea en la profesión que sea, se creen Dioses y que están por encima de todo el mundo…. Da gusto ver a una persona como Rafa, que lo ha ganado absolutamente todo, con una cuenta corriente que supera los 500 millones de euros, es lo contrario de todo eso.

Cualquier persona en su lugar, con tantos ceros en su cuenta corriente, una fama mundial increíble, seguramente habría perdido la ambición y hubiera sucumbido a la vida fácil. Sin embargo, Rafa  sigue como cuando le vi hace tantos años en Cala Ratjada, es decir, su entrenador y su entorno es el mismo, su línea de trabajo sigue siendo la misma, no se ha dejado influir por los peligros que tiene la fama, su residencia fiscal sigue siendo España (la mayoría de gente en cuanto gana tres duros solicitan otra residencia fiscal para pagar menos impuestos),  ha creado la Rafa Nadal Academy By Movistar en su tierra natal,  lo que generará mucha riqueza para Mallorca y  por efecto colateral potenciará el nombre de Las Islas Baleares y el nombre de España en todo el mundo.

Hablando de esto último, hay que destacar que en todos los triunfos que ha conseguido siempre, ha portado con orgullo la bandera de España a su vera y nunca se ha avergonzado de sacarla.

Sin ninguna duda, Rafa Nadal ha heredado los grandes valores clásicos de trabajo, sacrificio, humildad y los ha sabido combinar con la modernidad de los tiempos que corren. No es descabellado afirmar que es el Cid Campeador del siglo XXI, con su ejemplo de lucha constante en sus más de mil batallas que ha lidiado. Por todo ello no le llamen Rafa, llámenle Don Rafael I de España.

Roger Federer: Un poeta del tenis

Image result for roger federer famous jacket

Es increíble ver jugar a Roger Federer a sus 35 años, camino de los 36 y no evitar sentir como se eriza el vello de la piel en cada golpe.

Su forma de jugar es otro deporte, se puede decir que es poesía en movimiento, solamente su forma de entrar a la pista, demuestra que estamos ante algo más que un deportista, estamos ante un gran artista, que nos hace remontarnos a décadas pasadas cuando el tenis era más estético que físico, más de toque que de fuerza.

Cuando pensábamos que no podíamos ver al mejor Federer, ese jugador número 1 indiscutible, de repente nos encontramos que este año 2017, ha ganado el Australian Open, batiendo a Rafa Nadal en una final que muy poca gente pensaba que pudiera suceder, ha ganado Indian Wells y solo ha perdido un partido en lo que va de año.

Y la gente se pregunta, ¿cuál es el secreto de este éxito repentino?  Mi explicación a todo esto, es que los poetas, para escribir sus grandes obras necesitan sentirse bien con ellos mismos, sentir que su entorno le da estabilidad y tranquilidad.  Todo eso unido a que ya no tiene nada que demostrar y que cada partido, cada torneo es un regalo, hace que su juego se transforme en esa gran obra que aún está por escribir.  Esta obra amigos, se ha empezado a escribirse de nuevo en este año 2017.

Muchos aficionados y amantes de este deporte podrán alegar, Federer ha estado entre los cinco mejores durante más de diez años, y no les falta razón. Pero cuando hablamos de un poeta, de un gran artista, los aficionados esperan y desean que sus obras sean de premio Pulitzer, de Oscar aplicado el cine. Quieren esa obra que deslumbre, que solo Roger Federer puede hacer, ese último gran poeta que une lo vintage con lo moderno. Esa mezcla que une a todas las generaciones en el tenis, como The Rolling Stones hacen en la música. Ojalá está obra dure eternamente y podamos disfrutarla siempre. Pero toda obra tiene un principio, una trama y un desenlace. Esperemos que ese desenlace sea lo más tardío posible y nos siga deleitando con su obra el máximo tiempo posible.

Por todo ello y por todo lo que dignifica los valores del deporte y los de la vida, Larga vida a Roger Federer.

Miedo a perder: La victoria del cortoplacismo

Madrid, 11 de la mañana en cualquier bar, Manolo entra por la puerta y saluda a Pepe: “¿Buenos días, vistes el partido ayer? Hemos vuelto a ganar otra vez. A lo que Pepe le contesta” no sé cómo podéis ganar si no jugáis absolutamente a nada”, Manolo se calienta y le reprocha: “es preferible jugar mal y ganar que jugar bien y perder, además vosotros ganáis siempre con ayuda arbitral”. Para finalizar Pepe se indigna y le reprocha de mal humor: “El otro día nos anularon un gol legal y no nos pitaron un penalti, es indignante que te quejes del árbitro Manolo”.

Esta conversación a groso modo, la solemos escuchar muchas veces en lugares públicos con mayor o menor pasión, dependiendo de cada persona. Es increíble con que pasión vive la gente el futbol, sobre todo cuando se va acercando el fin de temporada, y hay que empezar a evaluar que títulos se pueden ganar, es decir, hablar de los famosos dobletes, tripletes o de un cero patatero, que significará que hay que cambiar al entrenador, a los jugadores, al director técnico, dirigentes y un largo etc…

Cuando uno intenta analizar todo este panorama con objetividad, las respuestas de la gente son realmente difusas. Unos te dicen que, aunque gane títulos el equipo, si el equipo no juega bien, hay que echar al entrenador, por otro lado, si el equipo juega bien y no gana títulos, también hay que echar al entrenador. Cuando en dos temporadas ha habido dos entrenadores distintos, te dicen que un proyecto necesita continuidad. Llega un momento que le preguntas al aficionado en cuestión, ¿La masa social está preparada para soportar que un entrenador continúe a pesar de no ganar ningún título? La respuesta es categórica, “NO, BAJO NINGÚN CONCEPTO”.

Ante toda esta vorágine de opiniones contradictorias, ¿como puede un dirigente plantear un proyecto a largo plazo, con jugadores entre 20 y 30 años, con grandes contratos publicitarios, egos etc.? ¿Cómo puede un entrenador construir un proyecto con una masa social con opiniones tan contradictorias, resultadistas y hacer entender a los jugadores que no todos van a ser titulares?

Analizando todo esto, te das cuenta de lo difícil que es crear un proyecto deportivo que perdure, si a esto le sumas la prensa, que cada vez es más amarillista y menos objetiva, el resultado es como si te pusieran un chaleco bomba que en cualquier momento te puedes estallar en las manos.

Cualquiera que haya practicado deporte seriamente y conozca un poco la gestión profesional, sabe de la presión permanente con la que conviven jugadores, entrenadores, mandatarios….

Cada derrota en Champions, por ejemplo, conlleva unas pérdidas económicas considerables para el club, no tanto por lo que te pague la UEFA en sí, sino las variables que dejas de percibir por parte de los patrocinadores, derechos de TV; todo ello sin olvidar el desprestigio mundial que la prensa se encarga de publicitar, el enfado de la masa social etc.

Toda esta situación conlleva a un desgaste tan bestial, que cuando diseñas un equipo al principio de temporada, las pruebas experimentales tienen que venir acompañadas de resultados, no existe periodo de prueba, PERDER NO ES UNA OPCIÓN (en el resto de deportes, sobretodo en los individuales, la gente si acepta más que se puede perder).

Cuando PERDER NO ES UNA OPCIÓN, y por mucho que intentes hacer razonar a la gente que, en el futbol, como en cualquier deporte u otro tipo de actividad se puede perder, mucha gente te mira como si estuvieras loco de remate. De hecho, la respuesta más habitual suele ser: “con el presupuesto que tienen, no se puede perder ningún partido y además tienen que ganar todos por 5-0.”  Para mi este tipo de respuesta suele venir de gente con poca cultura deportiva. A groso modo puedo citar dos ejemplos que están a la orden del día en el mundo deportivo, uno es el Manchester United que lleva dos años seguidos sin jugar Champions gastándose más de 500 Millones de Euros en dos años y otro muy claro es el de Honda en F1, del cual hable en el post anterior, que va camino de convertirse en uno de los fiascos más importantes de la historia del deporte.

Volviendo al lema PERDER NO ES UNA OPCIÓN, este lema cada vez es más obvio, sobretodo en el futbol, cuando llegan los partidos importantes, en los cuales se empiezan a decidir los títulos. Los planteamientos cada vez son más conservadores por culpa de ese miedo. El otro día en los partidos de Champions League pudimos ver, dos ejemplos muy claros:

El primero en el partido de vuelta que enfrentó al Sevilla contra el Leicester en el cual se apreció el miedo a la hora de lanzar un penalti, que a la postre fue decisivo para el desenlace de la eliminatoria.

Aunque el ejemplo más claro que demuestra el título del post es la eliminatoria PSG- FC Barcelona:

PSG 4- FC Barcelona 0

Los principales comentarios fueron: “ Unai Emery se doctoró con un gran planteamiento y aspira a ser entrenador revelación del año.” “El proyecto del FC Barcelona está acabado y Luis Enrique debe irse.” “ Andre Gomes no sirve para el Barça. “Suarez y Messi desaparecidos”.

El PSG presentaba su candidatura a ganar al Champions y el FC Barcelona estaba eliminado y sin proyecto.

FC Barcelona 6 PSG 1

Este partido dio para hablar, pero solo voy a comentar lo que tiene que ver con este post.

El PSG tuvo mucho miedo a perder, sabía que podía hacer un gran azaña, pero ese miedo le impidió desplegar ese gran potencial que demostró en el partido de ida. Los jugadores que brillaron en la ida se convirtieron en sombras funescas que parecía que no sabían jugar al futbol.

Como consecuencia el proyecto del PSG con Unai Emery a la cabeza, pasó del cielo al abismo en SOLO TRES SEMANAS y el del FC Barcelona pasó a aspirar nuevamente al triplete.

¿Y yo me pregunto Unai Emery hace tres semanas era muy bueno y ahora es muy malo?  ¿Este proyecto hace tres semanas era muy bueno y ahora hay que echar a los jugadores?

 

Esta eliminatoria define perfectamente lo que es el deporte actual, donde un día estas en el cielo y al otro en el infierno y viceversa. Por eso ya es prácticamente imposible que un entrenador dure más de tres años y que pueda hacer un proyecto a largo plazo. Los profesionales se queman mucho por culpa de este cortoplacismo extremo que hace que el miedo a perder sea cada vez más evidente.

 

Honda: Éxito en MotoGP VS Fracaso en F1

A medida que se acercan el inicio de los campeonatos más importantes del mundo del motor, es decir MotoGP y F1 (al menos los de más notoriedad, supongo que va a gustos), podemos afirmar visto lo visto en los test de pretemporada que Honda luchará nuevamente por ganar un nuevo campeonato tanto de marcas como de constructores en MotoGP (con Marc Márquez a la cabeza) y en cambio en F1 parece que va a ser todo lo contrario. Las declaraciones de Eric Boullier (Team Manager del equipo McLaren- Honda), Yusuke Hasegawa, (jefe del proyecto de Honda en Fórmula 1), y del propio Fernando Alonso indican que el proyecto no ha empezado con buen pie, al igual que pasó en los dos años anteriores.

¿Por qué se ha llegado a esta situación?

Analizando un poco la historia de Honda en las dos competiciones se pude ver que el éxito de Honda en MotoGP se debe fundamentalmente a tres factores:

  • Honda es el fabricante que más motos vende, sin ninguna discusión, con lo cual es la fábrica con más presupuesto.
  • Su firme apuesta desde hace muchísimos años por esta competición, no solo en la categoría de MotoGP, sino en Moto2 (suministrador de motores de la categoría), Moto3 y en las competiciones de nuevos talentos (Asian Talent Cup, British Talent Cup etc.)
  • Un patrocinador importante y sólido como Repsol (lleva más de 20 años en el proyecto de MotoGP).

Estos tres factores hacen que el proyecto de MotoGP sea sólido en lo técnico y en lo comercial, y como consecuencia ha supuesto que Honda tenga el mejor palmares de títulos de la historia tanto en pilotos como en constructores, obteniendo dichos títulos en prácticamente todas las categorías tanto presentes (MotoGP, Moto2 y Moto3) como pasadas (125cc, 250cc y 500cc).

Sin embargo en F1 se dan otras variables completamente distintas a lo que pasa en MotoGP, las cuales analizaremos a continuación.

 

¿Que es lo que realmente pasa en el proyecto de F1?

Honda en Formula1 al contrario que en MotoGP, ha tenido una aparición intermitente. Comenzó su andadura como equipo propio en el año 1963 hasta el año 1967, siendo el primer equipo no europeo en participar en F1 consiguiendo una victoria en el año 1963 y otra en el año 1967 con el mítico John Surtees (Único piloto en la historia en ganar un título en 500 cc y F1).

Su retorno a la competición fue en el año 1983 (16 años de ausencia) en donde volvió como motorista sirviendo motores a LotusSpiritMcLarenTyrrell , Williams entre otros equipos, consiguiendo seis títulos  de constructores y cinco de pilotos (los tres del gran Ayrton Senna en los años 88, 90 y 91  son de los más recordados entre los aficionados).Cabe reconocer que Honda elaboró un gran motor cuyo secreto, según comentaron los expertos fue la elaboración de un turbo muy revolucionario. Esta década ha sido la mejor de Honda en la F1.

En el año 1992 Honda volvió a abandonar la F1, hasta que regresó nuevamente en el año el Año 2000,   como proveedor del  equipo BAR y suministrador de motores del equipo Jordan. En el año 2004  compró el equipo y consiguió una magnifica segunda posición en el  campeonato de constructores. En los siguientes años, salvo el año 2006 en el que consiguieron tres pódium y quedaron cuartos como constructores, el resto de los años fueron  una especie de montaña rusa en la que se vendieron grandes expectativas (seguro que ese discurso les suena de ahora), que al final terminaron por la venta del equipo en el año 2009 y la desaparición de Honda nuevamente de la F1.

En el año 2015 Honda  retorna nuevamente a la F1 como socio de McLaren, lo cual generó mucha ilusión entre la gente por los tiempos gloriosos vividos en los 80 y principios de los 90 con duelos entre Allan Prost y Ayrton Senna entre otros, además de cosechar sus mejores resultados en su historia. En España nos frotamos las manos  esperando que Fernando Alonso pudiera ganar de una vez por todas el ansiado tercer título de pilotos.

A priori  el binomio McLaren Honda debería de haber sido un gran proyecto. El motor Honda según los expertos era un motor muy revolucionario y los recursos tanto técnicos como económicos eran infinitos.

Sin embargo la realidad fue y es bien distinta de lo que nos decían, como he comentado al principio, las declaraciones de las todas las partes no invitan al optimismo.

El proyecto de F1 tiene los mismos tintes que hicieron fracasar al anterior proyecto del año 2004, es decir muchas expectativas de victorias, pódiums, campeonatos que no son nada realistas dado que ni siquiera el motor puede ir al 100% por falta de fiabilidad, como consecuencia, no se pude exprimir la potencia al máximo y no se puede desarrollar el chasis.

Esta situación esta derivando en un desgaste importante en los pilotos, en  McLaren y en la propia Honda, protagonizando los peores resultados de la historia de McLaren en F1. Si a esto le sumas la complejidad de estos coches por la gran cantidad de sensores y componentes que llevan (ERS, KERS, Turbo, etc), el tiempo que se necesita para arreglar una avería es mucho mayor  y como consecuencia, no se pueden acumular kilómetros en los test que permitan desarrollar el coche, sobre todo ahora que hay muy pocos test de pretemporada y que durante el año no se puede probar.

En mi opinión y en la de todos los analistas, fans etc, este año con el profundo cambio de reglamento que ha habido, permitía empezar a todos los equipo de cero. Esta circunstancia debería de haber sido el punto de inflexión  para enmendar los errores del pasado por parte de McLaren  y sobretodo de Honda en la elaboración del motor, para poder crear un proyecto en la dirección correcta.

Lejos de eso, los resultados de los test de pretemporada celebrados en Montmelo han sido muy negativos, siendo el equipo que menos vueltas a dado y lo que es peor, el motor tiene fallos estructurales con difícil solución a corto plazo. De hecho se especula que los pilotos pueden terminar en penúltima y última posición en la prueba inaugural que se disputará en el Circuito de Albert Park (Melbourne, Australia).

Las Causas de los fallos a mi juicio son los siguientes:

  • Los datos del banco de pruebas de Honda no son los mismos que cuando el motor se monta en el coche, es decir en el banco de pruebas funciona pero en el coche no.
  • Choque cultural en la forma de trabajar entre McLaren y Honda (cada uno hace la guerra por su lado).
  • La testarudez de Honda por no dejarse aconsejar por ingenieros europeos con experiencia en F1.
  • Como consecuencia de no tener un motor fiable, McLaren no puede desarrollar correctamente su chasis.
  • Mala gestión de marketing por parte de McLaren (el equipo no tiene prácticamente patrocinadores, con lo que la financiación depende prácticamente toda de Honda), esta mala gestión ha supuesto el cese de Ron Dennis y la incorporación de Zak Brown.

Para concluir este blog, (este tema daría para escribir un libro entero), vemos como el proyecto de MotoGP sigue con una línea ganadora, en donde la comunicación funciona bien entre el equipo y la fábrica, hay un buen proyecto comercial  con un gran patrocinador solvente como Repsol y un piloto Número 1 como Marc Márquez.

Todo lo contrario pasa en el proyecto de F1,  que pese a tener a un piloto número como Fernando Alonso, un Staff técnico muy bueno, se han vuelto a cometer errores  como he comentado antes.

Esperemos que el desarrollo libre del motor, gracias a que el nuevo reglamento ha eliminado los famosos tokkens que limitaban el desarrollo, a medio plazo se obre un milagro en forma de evolución que permita  a McLaren y a Fernando Alonso luchar por los puestos delanteros. Si esto se produce, podremos volver a hablar de resultados más ambiciosos, mientras tanto nos tocará seguir teniendo paciencia a los seguidores de McLaren y de Fernando Alonso.